¿Existen las dietas "milagrosas"?

23 Ago
23.08.2018
¿Existen las dietas "milagrosas"? ¿Existen las dietas milagrosas?
En la sociedad actual el culto al cuerpo se ha hecho cada día más notorio. La mayoría de gente quiere perder “unos kilitos”, sobre todo en la época veraniega cuando empezamos a quitarnos más ropa. Y, en una sociedad donde casi todo se obtiene de forma fácil y rápida (información, contactos sociales, etc), se han puesto de modas ciertas dietas que permiten perder el peso de manera rápida y “sin esfuerzo”, o eso dicen. ¿Pero a qué precio?
Las dietas milagro permiten perder peso a costa de tu salud tanto física como, en muchos casos, mental. Las personas que realizan estas dietas se exponen a ciertos riesgos para su salud, se deseducan alimentariamente y en la mayoría de los casos recuperan su peso porque la dieta no les ha enseñado nada, y cuando retornan a su alimentación normal, vuelven a cometer los mismos errores nutricionales.
Al seguir dietas milagro, se empiezan a adquirir como ciertos algunos mitos alimentarios (los hidratos son malos, no hay que mezclar proteínas con hidratos de carbono, no debo comer fruta después de comer, debo eliminar los lácteos de mi dieta, etc) que van a acompañar a estas personas durante toda la vida determinando como será su alimentación y, por su puesto, su salud.
Muchos rebaten que ciertas dietas son perniciosas porque “Yo la hice y a mí no me pasó nada”. Tienen que pensar que hay gente que fuma todos los días y no desarrolla cáncer, pero lo que no pueden negar es que existe el riesgo.
¿En qué se basan las dietas milagro?
Todas suelen prohibir radicalmente algún alimento en concreto o grupo de alimentos. Aprovecho para recordarte que debes consumir siempre los tres grandes grupos de alimentos (hidratos, proteínas y grasas), estés a “dieta” o no. Además, estas dietas te ofrecen un listado de alimentos buenos y alimentos malos. ¿De verdad es malo mantener el pan en tu dieta y es bueno comer sólo alcachofa?
Sus promesas son los efectos rapidísimos de adelgazamiento, pero sutilmente te aconsejan un producto dietético con efectos ‘‘extraordinarios’’ para la salud y para adelgazar.
A todo esto, hay que añadirle el sinfín de fotos de personas que han cambiado físicamente siguiendo sus pasos.
Entonces, ¿cuál sería una buena dieta para adelgazar?
Tenemos que realizar una dieta que busque disminuir la grasa corporal manteniendo la masa magra, que sea eficaz a largo plazo, que nos inculque nuevos valores alimenticios y elimine los incorrectos, que la podamos mantener en un espacio de tiempo prolongado y, sobre todo, que nos mejore la autoestima sin dañar la salud.