Comidas Engañosas

31 Ago
31.08.2018
Comidas Engañosas Bajo la gran cantidad de fibra o la practicidad para consumir calcio y fruta, muchos productos logran con publicidad un alto consumo, sin embargo, no debemos dejarnos engañar por el empaquetado ni el marketing televisivo, sino que lo mejor que podemos hacer es mirar sus ingredientes y la información nutricional para desenmascarar el verdadero alimento que tenemos en frente.
– Ensaladas preparadas: todo el mundo piensa que: Ensalada = saludable, pero esto no siempre es así. Muchas ensaladas, sobre todo las “listas para comer” (por ejemplo, de atún, pollo, camarones) están cargadas de calorías por cosas extras que les ponen como papas, mayonesa y panecitos, por ejemplo. Lo mejor es prepararlas UNO MISMO, sabiendo todos los ingredientes que contiene.

– Mantequilla de maní “baja en grasa”: Noticia: esta versión “baja en grasa” NO es más saludable que la original. Ambas versiones tienen la misma cantidad de calorías, sólo que a la que le quitan la grasa saludable (grasa buena y necesaria), le agregan azúcar. Escoge la más natural y OJO con las porciones (aunque sea grasa buena es alta en calorías).

– Smoothies: La base del smoothie es saludable: yogurt descremado – griego preferiblemente- con fruta. Todo sale mal cuando se empieza a mutar esta idea: agregándole azúcar, helado, sorbete. Así va de SANO a TERRIBLE en 2 minutos. Otra cosa es la porción utilizada ya que siempre se sirven en vasos gigantes de merengada. Debe servirse en vasos pequeños. ¡No te tomes todas tus calorías!

– Yogurt de sabores: los yogures de frutas, la mayoría de las veces contienen el doble del azúcar que el yogurt natural (sin fruta). Escoge yogures naturales, sin sabor a fruta, bajos en grasa y agrégale si quieres unos pedacitos de fruta natural o también pueden comer yogurt griego, el cual tiene hasta menos azúcar que el otro y tiene más concentración de proteína.

– Granola/Barras de energía: Se dicen que son las mejores meriendas pre y post workout, ¿verdad? Bueno NO SIEMPRE. Muchas de estas barras contienen jarabe de maíz alto en fructosa, azúcar añadida y grasa saturada. Y dígame las barras reemplazadoras de comida, estas pueden contener hasta 350 calorías cada una. ¡CUIDADO!